top of page

Y... se produjo el milagro

Ayer compartimos alegría y gozo en el Teatro Campos Eliseos de Bilbao. Lleno hasta la bandera y con un público entregado desde el primer momento.

Con la colaboración de la Diputación Foral de Bizkaia, el ayuntamiento de Bilbao y con nuestros amigos de la asociación Nagusiak, se produjo el milagro. Nuestros músicos de la BAOS, lo dieron todo. Atentos, con buen talante y con la profesionalidad que caracteriza a nuestros Fuelles. Antes y después.

El público siente lo que escucha y ve, pero cada espectáculo conlleva mucho trabajo detrás. Estoy orgullosa de todos ellos. Además se ha incorporado en esta aventura musical, una pequeña y estupenda alumna Enara Monasterio Goienetxea. Con doce añitos ya ha comenzado a volar entre fuelles, entre bambalinas, y poco a poco irá creciendo y aprendiendo más. Tiene buenos maestros, unos padres Maite y Jaime, (su aita también músico de nuestra orquesta) entregados en su educación.

Son las satisfacciones que te da la vida, discípulos con los ojos bien abiertos dispuestos siempre a sumar. Zorionak.

Solo tengo palabras de agradecimiento para todas aquellas personas que nos ayudan a seguir caminando con paso firme.

Mi querida amiga Agurtzane Bilbao, con su habitual maestría nos guio a todos, píblico y músicos a viajar con la música.

Eskerrik asko benetan danori.

Amagoia Loroño, Directora de la BAOS.



Comments


logo baos 2.png
Entradas recientes
Archivo
bottom of page